Métodos de relajación“Practicando la técnica de respiración que te voy a enseñar ahora, te garantizo que conseguirás calma y claridad mental rápidamente”.
Estudios científicos y una larga práctica tradicional del yoga, llamada Nadi Shodhana, han demostrado la gran efectividad de la Respiración Alterna.

La fosa nasal derecha esta directamente conectada con la parte simpática del cerebro (hemisferio izquierdo), activador de los “mecanismos de energía y alerta”. El otro lado, la fosa nasal izquierda esta directamente conectada con la parte parasimpática del cerebro (hemisferio derecho), que activa los mecanismos de relajación y reparación.
De acuerdo con esto, respirando por la fosa nasal derecha crearas un canal interno de mayor energía en el sistema cuerpo-mente y respirando por la fosa nasal izquierda te relajarás y calmaras.

Respirar alternativamente por cada fosa nasal produce desplazamiento de un hemisferio a otro y este hecho fisiológico le da gran poder a este método de relajación.

En mi experiencia personal no he encontrado ningún ejercicio de respiración que provoque con más efectividad, un buen estado anímico de claridad, calma y concentración.
Es muy efectivo para conseguir un estado de recursos mentales cuando estamos sometidos a estrés por su capacidad de “desbloqueo” mental.

Con esta respiración también se consigue eliminar dolores de cabeza
en muchas ocasiones

Realmente lo recomiendo para una práctica diaria, no es necesario esperar a sentirse mal para utilizarlo, de hecho en algunos escritos milenarios de la India lo recomiendan para mantener un equilibrio y lucidez constante con la práctica diaria.

Cómo se realiza la Respiración Alterna:

  1. Sentado con la espalda recta, comienza con tu mano derecha si eres diestro colocando tu pulgar al lado de la nariz en la fosa nasal derecha y el dedo medio o el anular en la izquierda.
  2. Para acostumbrarte a la sensación, cierra primero una fosa nasal y luego la otra. Prueba hasta encontrar una posición cómoda.
  3. Comienza así. Espira e inspira por un lado y después cierra esa fosa nasal y espira e inspira por el otro lado, vuelves a cerrar entonces ese lado y espiras e inspiras por el otro y así sucesivamente durante dos minutos aproximadamente. “Empieza siempre por la espiración”. Hazlo de forma lenta y profunda, respirando en el abdomen relajado, concentrándote en la sensación del aire al salir y entrar por la nariz.
  4. Después de dos minutos cambia y realiza lo mismo durante dos minutos más con la otra mano cerrando alternativamente cada fosa nasal.
  5. Tras los dos minutos con la otra mano vuelve a emplear de nuevo la otra para terminar con un minuto más de práctica con ella.
  6. Cuando termines deja relajadamente ambas manos sobre tus rodillas durante un minuto antes de volver a tus actividades.

Otro Consejo:

Si no puedes dormir por la noche acuéstate sobre el lado derecho y aplica con la almohada una presión suave sobre la fosa nasal de la derecha y respira sólo por el lado izquierdo. Así activarás los mecanismos de relajación y calma mental que te ayudarán a conciliar el sueño.

¿Que tal si ahora mismo practicas este ejercicio y empiezas a obtener los beneficios que te puede ofrecer?

Te animo a que tomes acción en este mismo instante, como siempre recomiendo no hay otro momento mejor que el Ahora para hacer lo bueno para uno mismo.
Déjame un comentario y dime que efectos te produce este ejercicio, con gusto estaré contestando.

Gracias,
José Boral